Detectan que entre 40% y 50% de los niños tienen problemas de vista

Miopía, hipermetropía y astigmatismo son las afecciones más comunes que presentan los chicos en el consultorio. Los especialistas las atribuyen principalmente al uso excesivo de aparatos tecnológicos.

Ojo al dato. Aunque los dispositivos electrónicos podrían estar facilitando el acceso al conocimiento, también abren la puerta para problemas de la vista, según los datos recogidos en las consultas de las clínicas en la Fundación Visión.

La doctora María Elena Fleitas, una de las oftalmólogas que prestan servicios en la fundación, reveló que alrededor del 50% de los niños que consultan, presentan problemas en la visión. Esta estadística está muy cercana con los otros resultados acercados por la doctora Alicia Bareiro, otra de las profesionales que prestan servicios en dicho lugar. Bareiro estima que hay 40% de casos detectados.

“La miopía y la hipermetropía son los problemas más comunes”, describe Fleitas. Refiere que el primer problema genera serios inconvenientes en el colegio, ya que el niño no ve bien desde lejos los ejercicios en la pizarra. “De eso lo que más se quejan las madres”.

Agregó que los educadores son quienes alertan a los padres sobre este problema. A las dos afecciones mencionadas por Fleitas, su colega suma una más: el astigmatismo.

causas. María Elena Fleitas señala que estos problemas de la vista, se atribuyen mucho al uso de los dispositivos electrónicos. “A los meses de edad empiezan a utilizar estos aparatos. Eso hace que el niño fuerce mucho la vista, de cerca sobre todo. Eso hace que el niño tenga miopía”.

Bareiro explica otras causas de estas falencias visuales que denomina vicio de refracción. Como principal razón menciona el factor genético. “El niño nace con una predisposición genética a desarrollarlas”.

La oftalmóloga de la Fundación Visión aclara también que lo genético no es lo mismo que hereditario. Explica que el hecho de que los padres usen lentes no significa que el niño también los necesite en el futuro y viceversa.

Enfatiza también que dentro del ojo existe un músculo, llamado ciliar. “Lo importante a saber es que el músculo ciliar se cansa cuando el niño pasa mucho tiempo enfocando sus ojos en un objeto o tarea. En este sentido es que las pantallas son muy peligrosas, cuando se da una sobreexposición a ellas”.

Fleitas considera que los exámenes oftalmológicos, deberían de ser un requisito más al inicio del año escolar. Asevera de igual manera que cuanto más temprano se realiza la consulta, el niño se beneficiará y evitará otras afecciones a la vista.

Comentarios

Close