Descubren cómo tratar cáncer con la resonancia magnética

MOSCÚ.- Los investigadores de la Universidad Nacional de Investigaciones Nucleares de Rusia (MEPhI) desarrollaron un nuevo tipo de agentes de contraste para la tomografía por resonancia magnética (TRM) a base de nanopartículas de silicio biodegradables. Este sistema podrá usarse tanto para diagnosticar las enfermedades oncológicas como para tratarlas. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Journal of Applied Physics.

El tiempo de relajación es el tiempo en el que los protones recuperan el equilibrio tras el pulso de un campo magnético externo. Su valor depende de las moléculas y átomos que rodean el protón y es distinto en los tejidos sanos y enfermos.

En algunos casos, la patología se detecta gracias a los agentes de contraste que modifican localmente los tiempos de relajación del tejido afectado. La combinación de la TRM y los agentes de contraste incrementa las posibilidades de obtener la imagen de inflamaciones como, por ejemplo, el angiogénesis tumoral en el caso del cáncer.

La TRM es un importante método de diagnóstico biomédico basado, normalmente, en el uso de la resonancia magnética nuclear de los protones de hidrógeno. El tomógrafo crea un campo magnético que “alinea” los protones en el mismo bajo efecto de radioondas. Algunos estudios requieren el empleo de agentes de contraste para aumentar la precisión de la imagen. La señal de contraste para la TRM depende, principalmente, del grado de modificación de los tiempos de relajación transversal y longitudinal.

Los expertos de la MEPhI desarrollaron un nuevo tipo de agente de contraste a base de nanopartículas de silicio que permite combinar la detección de la enfermedad y su terapia. Según el catedrático del centro y de la Universidad Estatal Mijaíl Lomonósov de Moscú, Víctor Timoshenko, este es un ejemplo del desarrollo de la nanoteranóstica: una combinación de tratamiento y diagnóstico a nanoescala.

Comentarios

Close